Cuidando la piel en Eiviestetic Ibiza

¡Buenos días a tod@s!

El verano está a la vuelta de la esquina así que hoy os quiero hablar de un tratamiento que estoy probando en la clínica Eiviestetic Ibiza y con la que estoy muy satisfecha. Se trata de la radiofrecuencia, tanto facial como corporal. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel que provoca el calentamiento controlado de las diferentes capas de la dermis, lo que favorece:

  • La formación de nuevo colágeno.
  • El drenaje linfático.
  • La circulación de la piel y el tejido subcutáneo.
  • La migración de fibroblastos.

En función de la frecuencia que se utilice se pueden calentar diferentes capas de la dermis. Es un procedimiento indoloro y que se utiliza para el tratamiento de la celulitis y la flacidez de la piel en cualquier parte del cuerpo.

El efecto inmediato de la aplicación de radiofrecuencia es la retracción del colágeno, para, tras sesiones sucesivas, lograr la reestructuración del colágeno profundo y la formación de nuevas fibras que sustituyan a las ya envejecidas, proporcionando una mayor elasticidad a los tejidos y obtener una piel más tersa y, como consecuencia, la reducción de las arrugas y flacidez epitelial. Los efectos se logran habitualmente a partir del mes de tratamiento y mejoran en los siguientes, aunque esto dependerá del estado del colágeno de cada persona. Se necesitan entre cuatro y diez sesiones, en función de la superficie corporal a tratar y pueden realizarse otras de recuerdo pasados unos meses.

Considero la radiofrecuencia como una alternativa terapéutica eficaz, segura y sencilla con un amplio espectro terapéutico y escasas contraindicaciones. Es un método no invasivo y realmente los resultados son visibles en las primeras sesiones. Mi piel ha mejorado en cuanto a textura, firmeza, poro y luz. La técnica es agradable y relajante. El efecto es gradual y acumulativo, es decir, no existe la posibilidad de caer en picado si abandonas por cualquier circunstancia, tu piel continuará su proceso natural a partir de donde lo dejaste, siempre desde un punto mejor que estaba antes de comenzar.

Espero que os sirva de ayuda, un saludo,

Ana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *